Hotferrari Fernando Alonso en Ferrari
   

Noticia123

Noticias Breves

 

Hotferrari 17/10/2011

 

FERNANDO SE DESAHOGÓ POR LA RADIO TRAS UNA REMONTADA INFRUCTUOSA.

"Chicos, me rindo".

"Tras 22 vueltas casi de calificación para atraparles he rozado el muro y he dicho 'es suficiente'", confiesa.

Cambia acabar quinto por encontrar una décima más para 2012.
 

 

 

 

 

"Me rindo chicos, me rindo". La radio de Fernando Alonso, a dos vueltas para el final del Gran Premio de Corea, en plena caza de un posible podio, se oyó en las televisiones de todo el mundo, en directo, en inglés. "No me lo puedo creer, nunca pensé que se lo oiría decir a Alonso", señaló algún comentarista. Chirrió, especialmente en alguien como Fernando, que no da ni una uña nunca, ni cuando estaba con el Renault hundido a mitad de carrera.
 

¿De dónde venía esta desazón? La versión oficial es que "llevaba 22 vueltas a ritmo de calificación tratando de pillar a los de delante y cuando me dijeron por radio que quedaban sólo dos vueltas, viendo que casi me doy contra un muro, dije 'O.K., no puedo chicos, ha sido suficiente por hoy'", confesó el español.
 

Lo que no se escuchó es lo que le enviaban desde el equipo los 21 giros anteriores, donde básicamente se le pedía que forzara y forzara, que podía atrapar a Button. Alonso tenía las ruedas cinco vueltas más nuevas que sus rivales y desde el muro entendían que podía tirar. Lo hizo, a un ritmo infernal, marcó la vuelta rápida de carrera en varias ocasiones... y llegó el roce contra el muro. Con Button aún lejos, Alonso vio en peligro su posición y se conformó.

"No ha sido el peor coche del año, en China fue horrible y en Barcelona nos doblaron", recordó el piloto, que no tiene dudas sobre la estrategia de Ferrari, está totalmente volcado en el coche del año que viene, en la idea de probar y probar piezas, aunque el coche empeore de forma pasajera, como ha ocurrido en Corea con el alerón delantero nuevo.
 

"Lo que probamos no se ve en los tiempos porque puede no irle a este coche, pero sí a la máquina del año que viene, que tiene un concepto distinto. Al nuevo alerón le hemos hecho 300 kilómetros, más los entrenamientos, que son muchos datos buenos que en febrero del año que viene no tendríamos tiempo de coger. Si pudiera ganar una décima con todo lo que pruebo, firmaría el quinto puesto", declaró.
 

Reviven con los blandos
Otra vez, "por lo que sea, las cosas mejoran los domingos", decía Fernando, que sufrió para atrapar a Massa media carrera, tanto con superblandas como con blandas. "Era demasiado rápido, nada más", concedió el asturiano, que volvió a correr y a rodar con los de cabeza en cuanto calzó los neumáticos blandos. "Por lo que sea nos van perfectos y seguro que mejor que a los demás".

Quedan tres carreras para el final, en dos de las cuales, Abu Dabi e India, que es nueva, a Fernando le falta una copa con la que completar la vitrina. Le hace especial ilusión, como desafío personal, hacer dos grandes resultados: "En todo caso, no se puede esperar mucho de nosotros, no se puede esperar magia tras 16 carreras siendo el tercer coche", valoró.
 

Una parte dura de la temporada "con muchos viajes, sin la excitación de pelear por un gran objetivo", concedía el asturiano, que niega estar frustrado por esta temporada: "Porque piloto un coche que no estando bien me permite pelear por el podio".

 

 

 

 

 

Fuente: Marca.com

 

 

 

 

 

        

 

  •  
  •  
  •  
 
 
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=